Recursos para emprender

El plazo para solicitar ayudas a proyectos de autoempleo se abrirá el 17 de junio

Las subvenciones al autoempleo oscilarán entre 5.000 y 15.000 euros según el número de personas promotoras. Las entidades pueden presentar a partir del 3 de mayo sus solicitudes de subvención para sus programas de asesoramiento y Plan de Negocio que son imprescindibles en los proyectos de autoempleo.

La Diputación Foral de Bizkaia ha aprobado en Consejo de Gobierno su Decreto de Autoempleo para este ejercicio 2019, al que podrán presentarse solicitudes de subvención a proyectos concretos de autoempleo a partir del 17 de junio y hasta el 16 de septiembre.

Este decreto, que cuenta con una inversión total de 6,25 millones de euros (a cargo del Departamento Foral de Empleo, Inclusión Social e Igualdad), prevé subvenciones al autoempleo de entre 5.000 y 15.000 euros por proyecto, según el número de personas promotoras del mismo.

Asimismo, hay una fase previa de presentación de convocatorias que estará abierta hasta el 3 de mayo, la que corresponde a las entidades que se van a encargar de trabajar con las citadas personas promotoras para su necesario asesoramiento y elaboración de un Plan de Negocio previos. Las subvenciones finales al autoempleo exigen un Plan de Negocio y una formación trabajada anteriormente con estas entidades.

ASESORAMIENTO Y PLAN DE NEGOCIO A TRAVÉS ENTIDADES

El Decreto de Autoempleo contempla una primera fase en su desarrollo que protagonizan las entidades, con el objetivo de ofrecer a las personas promotoras de proyectos de autoempleo los siguientes apoyos:

  • Formación grupal de 30 horas sobre gestión empresarial: negocio, forma jurídica, trámites legales de constitución, permisos, licencias, financiación y ayudas, riesgos laborales y medioambientales, fuentes y tipos de financiación, instrumentos de gestión de cobros y pagos, así como tributación
  • Asesoramiento individualizado de hasta 40 horas para elaborar un Plan de Negocio (que deberá contener una introducción, una descripción y localización del negocio, un proyecto de inversión y fuentes de financiación, un estudio de mercado, la organización y recursos humanos, la forma jurídica adoptada, un estudio económico-financiero, un informe sobre la viabilidad del proyecto, una valoración del riesgo y un resumen)

Las entidades que pueden obtener financiación foral para realizar esta labor son los centros de empleo y desarrollo local u organismos autónomos, empresas públicas u otras entidades de ellos dependientes o vinculadas, así como fundaciones, asociaciones y otras entidades sin ánimo de lucro, siempre con una experiencia mínima contrastada de tres años.

Cada entidad podrá obtener una subvención máxima por el total de acciones vinculadas a este decreto de 80.000 euros. El régimen de concesión será por concurrencia competitiva.

PUESTA EN MARCHA DE EMPRESAS

Posteriormente a la formación y la elaboración del Plan de Negocio, el decreto contempla las ayudas directas a personas promotoras de una empresa, al margen de su forma jurídica concreta. Estas ayudas podrán solicitarse entre 17 de junio y el 16 de septiembre.

La empresa deberá  estar dada de alta en el registro de Actividades Económicas y, al menos, una de las personas promotoras deberá haberse dado de alta como autónoma entre el 15 de septiembre del año pasado y el 16 de septiembre de este 2019, deberá haber estado en desempleo en el momento previo a su alta como autónoma y deberá haber realizado la formación y asesoramiento con entidades ya citados. En este caso, también podrán optar a estas ayudas a proyectos de emprendimiento quienes hayan recibido formación y asesoramiento individualizado en la Agencia Foral de Empleo y Emprendimiento / DEMA, o hayan participado en una Lanzadera de Empleo / Anezka.

La cuantía subvencionable oscila entre los 5.000 y 15.000 euros por empresa, en función del número de personas promotoras.

El régimen de concesión será por concurrencia competitiva. La valoración de las personas promotoras dependerá de su tiempo de situación en desempleo, de su situación de exclusión social, de su edad (jóvenes hasta 30 años y mayores de 45 años), índice de desempleo en su localidad, tipo de actividad económica (empleo verde, economía del cuidado, actividad social e innovadora), de la forma jurídica de la empresa (economía social -cooperativas o sociedades laborales-) y la participación en una Lanzadera de Empleo / Anezka.

Más información en: