Blog

Empresas y millennials de Bizkaia en busca de objetivos comunes

Durante tres meses, jóvenes millennials participantes en un innovador programa piloto de DEMA han llevado a cabo prácticas en empresas punteras de Bizkaia a fin de impregnarse de su modelo de gestión avanzada. Aproximadamente la mitad, pasarán a una segunda fase en la que serán las personas becadas quienes transmitan sus conocimientos a las compañías a las que se incorporen.

El pasado febrero el Departamento de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de la Diputación Foral de Bizkaia, a través de su Agencia Foral de Empleo y Emprendimiento DEMA ponía en marcha Millennials 1000×1000, un innovador programa de prácticas extracurriculares destinado a propiciar un acercamiento entre el mundo de las empresas y jóvenes millennials con el objetivo de mejorar su empleabilidad.

Veinticinco estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación de la UPV/EHU -17 mujeres y 8 hombres- se adentraron en este programa piloto de cooperación educativa, desarrollado en colaboración con la propia UPV/EHU, Euskalit y Human. Desde entonces, esta última ha participado en el programa proporcionando sesiones de desarrollo, acompañamiento y tutorías individualizadas a las personas becadas, así como seguimiento para las empresas coach.

El programa Millennials 1000×1000 está dirigido a personas jóvenes con cualificación, que se encuentran en búsqueda activa de empleo y que pertenecen a la denominada “generación millennial”, con motivaciones y competencias para el empleo singulares y sensiblemente diferentes a anteriores generaciones. Y es que, a pesar de que actualmente el colectivo millennial tiene dificultades para acceder al mercado laboral y presenta importantes tasas de desempleo, se estima que para 2020 esta generación copará más de un tercio de la fuerza de trabajo mundial. Por ello, empresas y colectivo deben estar en sintonía para que se produzca una inserción laboral satisfactoria y comprometida por ambas partes. Se necesitan mutuamente y están abocados a entenderse.

En base a ello, Millennials 1000×1000 pretende aproximarse al colectivo, testar una nueva metodología de apoyo y mejora de su empleabilidad y desempeño en su puesto de trabajo, así como contribuir al avance del sistema de gestión de personas en las empresas de Bizkaia.

En el evento de presentación del programa en febrero la Diputada Foral de Empleo y Emprendimiento, Teresa Laespada, explicaba cómo empresas y personas desempleadas no acaban de encontrar el camino para encontrarse: “Tenemos un salto, un gap, entre las empresas que forman parte de una edad y de un colectivo concreto y unos jóvenes que vienen con nuevas tecnologías, con nuevos modos de ver la vida y con nuevos valores. El programa lo que pretende es justamente acercar a ese colectivo de jóvenes al mundo empresarial”.

3 meses en empresas coach

Los tres primeros meses de desarrollo del programa las personas participantes han llevado a cabo prácticas en empresas coach, compañías punteras de Bizkaia con procesos de gestión avanzada que han acogido a estudiantes para que se impregnen de su modelo de gestión. Fernando Sierra, director de Euskalit, apuntó en el evento de inauguración del programa hacia el carácter innovador del mismo, que en la primera fase “poniendo el foco en el estudiante, busca una transferencia de conocimiento entre organizaciones que tienen ya una cultura de gestión avanzada amplia, en las que pueden aprender no solo acerca de la temática que van a trabajar sino también sobre una gestión no convencional, donde tienen en cuenta una satisfacción equilibrada de los grupos de interés”.

Las 12 empresas coach que en esta primera fase han acogido a las personas becadas son Bizitegi, Gorabide, Lantegi Batuak, Ingeteam, Siemens Gamesa, Vicinay, Asle, BAT, Bilbomática, Mutualia, Noray Histocell y EITB.

El pasado jueves 17 de mayo, estudiantes y empresas coach se reunieron en la Sala de Conferencias de la Biblioteca Foral para compartir impresiones una vez finalizada la parte inicial de Millennials 1000×1000. Explicó en este encuentro el representante de Human, Carlos de Grassa, que “estos meses les han servido de formación, para desarrollar trabajos y también para aprender entre ellos”. De hecho, esto es algo que las personas participantes han enfatizado unánimemente: “Un punto fuerte del programa -anotaba Leire Zabala, estudiante de Ciencias Políticas- ha sido poder aprender de compañeros de prácticas pertenecientes a otros sectores”.

Millennials 1000x1000

De Grassa aseguró también que “un buen encaje entre la empresa y el trabajador se fundamenta en que sus intereses sean los mismos, y esta es una de las cosas que se han intentado”. Es por ello que además de poner el foco en el tema de la cultura empresarial de gestión avanzada, durante toda la fase inicial del programa también se han trabajado competencias transversales como resiliencia, excelencia, trabajo en equipo, extroversión, estabilidad, apertura a la experiencia, desarrollo personal, cooperación, coraje, flexibilidad, responsabilidad, energía y vitalidad o conexión con los demás.

 

Su opinión cuenta

Tras la experiencia de la primera fase, ambos colectivos, estudiantes y empresas coach, han extraído sus propias conclusiones, imprescindibles para que el Departamento y DEMA puedan llevar a cabo la evaluación y optimización de la metodología y del propio programa.

Jóvenes millennials participantes opinan que ha sido una experiencia positiva, mejor que las prácticas habituales, en la que han sido muy bien acogidos y tratados y a través de la cual han podido conocer la realidad de una empresa. Valoran especialmente la variedad de sectores y actividades de las empresas coach, así como la confianza puesta en ellas y ellos, asegurando haberse sentido técnicamente solventes. Demandan más tareas a realizar.

Las compañías que les acogieron han considerado una muy buena valoración de las personas participantes, enfatizando su capacidad de integración, implicación, colaboración, proactividad y trabajo. Reclaman cierta dificultad con los horarios.

Ambos colectivos anotan que esta primera fase se les ha quedado un poco corta.

Millennial 1000x1000

 

Protagonistas

Andrea Martínez, estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas ha sido acogida por la empresa Vicinay. En función de lo que había oído a otras personas que habían hecho prácticas de distinta naturaleza, el programa Millennials 1000×1000 no ha sido lo que ella esperaba, ¡ha sido bastante mejor! “porque normalmente -explicaba- a la gente no le dejaban hacer nada y a nosotras nos han dado total libertad, han confiado en nuestro criterio y se agradece que no siendo aún profesionales hayan confiado en nosotras”. Andrea, que se quiere dedicar al Marketing Digital, está muy contenta con las funciones desempeñadas en la empresa coach; algunas de ellas no había tenido oportunidad de ponerlas en práctica hasta este momento. Ella y su compañera de prácticas se han encargado de la comunicación digital de Vicinay, el posicionamiento en buscadores en función de las necesidades de la empresa, la gestión y actualización de las páginas web, creación y dinamización de perfiles de LinkedIn y master class de LinkedIn al personal. “He aprendido a conocer mis puntos fuertes como futura profesional” -asegura. “Además, en mi caso, se ha conseguido el objetivo del programa, acercar a empresas y jóvenes millennials: no me había imaginado teniendo la oportunidad de trabajar en una empresa tan grande e importante a nivel mundial como lo es Vicinay, y gracias al programa hemos podido aprender cómo se gestiona una empresa multinacional, una oportunidad increíble que no hubiéramos tenido fuera del programa”.

Markel Cano también estudia Publicidad y Relaciones Públicas en la UPV/EHU y ha tenido como empresa coach a EITB. Para él, el programa Millennials 1000×1000 ha sido una auténtica sorpresa: “me esperaba unas prácticas como las de siempre, pero este programa se ha adaptado a la perfección y me ha dado la oportunidad de poner en práctica mis estudios”. Markel y su compañero de prácticas Iker, han llevado a cabo la gestión del proyecto Employer Branding dentro de EITB, una estrategia que combina Marketing y RRHH para cuidar la imagen de las compañías en sus trabajadoras y trabajadores y posibles personas candidatas. Una técnica orientada a potenciar la competitividad a la hora de atraer y retener talento dentro de las empresas, gestionando el bienestar, el salario emocional y la igualdad de género. “Ser seleccionado en este programa me ha permitido desarrollar el proyecto Employer Branding, adquirir conocimiento nuevo y vivir una gran experiencia que me servirá no solo profesionalmente, sino como persona” –añade. Markel considera cumplido el objetivo de acercar  empresas y jóvenes millennials y confiesa que nunca me habían interesado las prácticas que ofrece EITB en la rama de publicidad, porque se centran en funciones que no me atraen, pero este programa me ha permitido desarrollar un proyecto muy interesante, incluso exportable a cualquier entidad, además de saber cómo es una gran empresa y descubrir cómo se trabaja desde dentro”.

Leire Zabala es estudiante de Ciencias Políticas en la UPV/EHU y ha realizado la primera fase del proyecto Millennials 1000×1000 en la empresa Gorabide. Para Leire este programa “ha dado en el clavo. Poner en práctica mis conocimientos académicos ha sido una suerte, porque además me ha ayudado a entender mejor la teoría de lo que he estudiado”. Las funciones que ella y su compañero de prácticas Imanol han desarrollado en esta empresa coach, estuvieron divididas en tres fases; estudio del modelo de gestión de calidad de Gorabide, entrevistas con los líderes del proceso y creación de un guión de corto, que participará en la Semana Europea de Cortos de Euskadi, explicando qué han aprendido de Gorabide y de su gestión de calidad. Para Leire el balance general es muy positivo. “Ha sido un auténtico regalo, no tenía ninguna expectativa, pero estoy segura que de haberla tenido, se habría superado. Además de conocimiento nuevo y experiencia, nos ha permitido desarrollar nuestras competencias personales y descubrir y desarrollar nuevas”. “Sinergia entre distintas ramas y retroalimentación son para mí los puntos fuertes del programa” -apunta. Para Leire no hay duda de que el objetivo de acercar empresas y jóvenes millennials se ha cumplido y “ha sido muy eficaz”- afirma. “Nos hemos sentido muy a gusto. Es estupendo que sin pedirnos nada, confiando en nuestros conocimientos académicos y nuestras ganas, nos hayan enseñado algo tan valioso”. Por su parte, además del corto sobre su visión de Gorabide, esperan haber dejado “aire nuevo, recordarles el valor de lo que hacen y que el día a día no te deja ver”.

 

La segunda fase, todo un reto

Explicaba Sierra en el evento de presentación del programa que la segunda es una fase de transferencia: “Irán a otras organizaciones que quizá no tienen esa gestión tan avanzada, tan interiorizada y probablemente ahí puedan tener una aportación realmente interesante”. Solo 12 de un total de 25 estudiantes iniciales pasarán a la segunda fase que comenzará a principios de junio. Se pretende que, durante 5 meses, con el aprendizaje recibido y las buenas prácticas adquiridas en las empresas coach, más los valores que incorporan las personas del colectivo millennial, se impulse el cambio de las empresas reto.

Durante la primera fase los estudiantes recibieron una aportación mensual de 400€ con un máximo de actividad de 20 horas semanales. Durante la segunda, la retribución será de 500€ al mes.

Si deseas ampliar información sobre el programa Millennials 1000×1000, ponte en contacto con DEMA:  www.dema.eus  Tel. 94 418 90 55

Conoce a empresas y estudiantes protagonistas de la 1ª promoción del Programa Millennials 1000 x 1000: