Blog

¡Nos vamos de intermediación laboral con la III lanzadera de empleo de Bilbao!

Esta semana la III lanzadera de empleo Anezka de Bilbao llega al final de su recorrido. Tras 5 meses de trabajo en equipo, las personas integrantes de la misma aflojarán los lazos que les unen y comenzarán a caminar de forma individual. Tienen claro que no romperán el vínculo; el grupo les ha dado mucho a nivel personal y profesional. Además, el programa enLANzar que DEMA ponía en funcionamiento hace poco más de un mes les ayudará a mantenerse conectados.

Hemos querido acompañarles durante una de sus jornadas de trabajo en la última fase de la lanzadera: la fase de la intermediación laboral con empresas y conocer así, cómo se desarrolla este proceso y sus impresiones acerca de lo que ha supuesto participar en el programa Anezka-Lanzaderas de Empleo y Emprendimiento que promueve el Departamento de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de la Diputación Foral de Bizkaia de la mano de su Agencia Foral de Empleo y Emprendimiento DEMA, en colaboración con Fundación Santa María La Real.

Nos reciben con energía. Apenas cruzamos un par de palabras con el grupo y ya percibimos sus ganas; saben que es el momento de dar a conocer el trabajo desarrollado con constancia a lo largo de estos meses. Sienten que están listos para que el mercado laboral les dé la oportunidad para la que se han estado preparando en grupo. No les falta razón.

lanzadera de empleo de Bilbao

 

Andone, Cristina, Javier, Jorge, Joseba, Mari Jose, María, Norma, Saioa, Teresa, Txaro, Victoria y Yolanda son las trece personas que integran Bilbokolan, lanzadera que lleva por bandera el lema #PicoYPala. “En uno de los talleres que nos imparten dentro de la lanzadera, Javier Ondarra hizo mucho hincapié en esa frase: que todo era trabajar y trabajar… ¡pico y pala!, que así se consiguen las cosas. Nos gustó y la hicimos nuestra” explica Txaro. Ella es diplomada en Secretariado de Dirección; lo cierto es que ningún componente del grupo carece de formación, ¡todo lo contrario! Dos diplomadas en Relaciones Laborales, una licenciada en Bellas Artes, una técnica en Responsabilidad Social, un especialista en ventas nacionales e internacionales, un operador de televisión, una economista, una licenciada en Derecho, una licenciada en Empresariales, varios perfiles administrativos técnicos y especializados… La lanzadera les ha ayudado a ejercitarse en competencias que complementan sus perfiles profesionales y que, a día de hoy, resultan imprescindibles para adaptarse al mercado laboral (competencias digitales, habilidades sociales, trabajo en equipo, gestión del tiempo…). Cuando les preguntamos si la lanzadera ha sido lo que esperaban, Javier responde sin dudar: “Para mí ha sido más. No sabía a qué venía… Estaba parado y pensé: ¡voy a ver! La lanzadera me ha descubierto nuevas formas de buscar empleo, compañeros…” Txaro añade: “El curso de 150 horas de entrenamiento en competencias laborales ha sido muy enriquecedor, creo que nos ha aportado muchísimo a todos. Y, además, la cantidad de ponencias a las que hemos acudido, hemos conocido cosas que yo personalmente no sabía que existían: formación abierta… ¡tantas posibilidades de aprender simplemente moviéndote un poquito!”

Aseguran que participar en el programa les ha supuesto una inyección de autoestima: “Aunque durante los años que he estado parada no he dejado de formarme, bien en academias o de forma autodidacta, a nivel profesional había perdido bastante la confianza. La lanzadera me ha servido para reforzarme, para demostrarme a mí misma que sigo en plena forma -explica Andone- que lo que no sé lo aprendo rápidamente y que puedo aportar bastantes cosas al grupo y a la empresa”.

“La lanzadera te da la opción de creértelo más y de prepararte para la búsqueda de empleo. Si te enfrentas a ello solo desde tu casa, hay un montón de variables que no tienes en cuenta y que nosotros ahora sí conocemos; ahora estamos mucho más preparados para enfrentarnos a una entrevista de trabajo y para plantarle cara al mercado laboral”. Yolanda Jorde


¡Por lo que parece la lanzadera marca! Lidia García, la técnica de DEMA que se ha encargado de coordinar al grupo durante los meses que ha abarcado la lanzadera, afirma que a ella también le ha resultado un foco de aprendizaje: “Además de para conocerme a mí misma, la lanzadera me ha servido para aprender muchísimo de ellos”.

Cara a cara con las empresas
Las últimas semanas del programa son cruciales para las personas que componen la lanzadera. Llega el momento de “testarse”, de implementar todo lo aprendido para hacer frente a las intermediaciones laborales con empresas. Contactarán con ellas y pondrán en práctica habilidades y competencias para conseguir que las personas responsables del departamento de Recursos Humanos les reciban y, a ser posible, les citen para una entrevista de trabajo. Este proceso -como el resto de actividades de la lanzadera- no puede dejarse en manos de la improvisación: “Lo primero que hicimos fue diseñar nuestro mapa de empleabilidad” explica Txaro. Buscaron las empresas que consideraban idóneas para cada integrante, en función de sus perfiles e intereses; por supuesto, este también fue un trabajo en grupo en el que cada participante aportó ideas y se puso en la piel de sus compañeros y compañeras. “Sin embargo, viendo que las empresas no contestaban a los mails tan rápido como deseábamos, algunos compañeros se animaron y salieron a la calle para tratar de ampliar nuestro foco de acción”. Cuenta Txaro que la iniciativa está dando buenos resultados: “Nos han recibido, nos han atendido, nos han tomado los datos y también hemos conseguido alguna posible visita. Sin duda, la intermediación laboral es una de las partes más interesantes de la lanzadera”.

 

El fin último de la fase de intermediación laboral es la contratación, y el trabajo en equipo es imprescindible para llegar a ese ansiado objetivo: “El resultado final -explica Teresa- es una suma de todo el trabajo que hemos hecho los tres departamentos en los que se ha dividido la lanzadera: recursos humanos, comunicación y marketing e intermediación laboral. Desde RRHH, por ejemplo, se ha ayudado al resto a la elaboración de unos currículums profesionales a la vez que gráficos, una carta de servicios… se ha cuidado mucho cada detalle con el objetivo de darnos mayor visibilidad de cara a la intermediación laboral”.

Encontrar trabajo en Bilbao

 

Acompañamos a Cristina y Txaro a una cita con RandStad. Les recibe Nekane Sagarduy, directora de la oficina de Bilbao. Sagarduy elogia lo que escucha: las integrantes de la lanzadera le explican los pasos que han ido dando desde el nacimiento de la misma hasta la fase de intermediación laboral en la que se encuentran. Entregan los currículums de todo el grupo, detallan perfiles y capacidades… Además, la directora les ofrece pautas que ambas recogen en sus libretas: “Las empresas -explica Nekane- son cada vez más exigentes. Nos cuesta cada vez más facilitarles los perfiles que solicitan porque requieren competencias muy específicas”. Entre otras cosas, recomienda a las candidatas que cada vez que opten a un puesto de trabajo estudien a fondo la cultura y los valores de la compañía porque esto les facilitará pistas de actuación a la hora de enfrentarse al proceso de selección. Apunta que las empresas valoran que las personas candidatas conozcan la filosofía corporativa y tengan “ubicada” a la compañía. Cristina y Txaro se muestran cómodas durante la intermediación y no se dejan nada en el tintero. Sagarduy y el equipo de consultores de RandStad estudiarán sus perfiles en detalle; detecta que actualmente cuentan con varias ofertas que podrían ser del interés de las personas participantes de la lanzadera.

Esperamos que la cita con RandStad pueda ser el principio de algo bueno para algún integrante de Bilbokolan. ¡Se lo merecen! Mientras, nos quedamos con el mensaje que lanzaba Joseba a posibles empresas contratadoras: “A pesar de la edad, todos los que estamos aquí somos personas muy capacitadas; somos perfectamente válidos y tenemos muchísima ilusión por volver a entrar en el mundo laboral. Participando en la lanzadera hemos hecho algo diferente y si no haces algo diferente las cosas no cambian”.

¡Buena suerte equipo!

Accede a los perfiles profesionales de las personas integrantes de la III lanzadera de empleo-Anezka de Bilbao.