Blog

10 tendencias de las empresas a la hora de contratar personal

Más de la mitad de las empresas aseguran tener problemas a la hora de encontrar los perfiles que necesitan. ¿Somos capaces de ofrecerles lo que buscan?

Hace unas semanas asistimos al Encuentro Final Interlanzaderas de Bizkaia, un evento en el que las personas integrantes de las ocho lanzaderas activas de Bizkaia tuvieron la oportunidad de compartir experiencias, inquietudes y progresos entre ellas, pero también con representantes del mundo empresarial y laboral.

 

El encuentro acogió la mesa redonda “Lo que buscan las empresas”. Conducida por Alfonso García, Director General de Empleo de la Diputación Foral de Bizkaia, la reunión de expertos derivó en conclusiones muy interesantes. Yolanda López (directora de recursos humanos de Matrici), José Pérez Plano (socio director del área de consultoría de Human), Jon Bilbao (director del departamento jurídico-laboral de Confebask), Silvia Virto (directora de servicio de Adecco) y Yolanda Arnillas (técnico de selección y talento de Grupo Eroski) debatieron acerca de las aptitudes y actitudes del candidato o candidata ideal, facilitando a quienes participan en las lanzaderas algunas pistas para enfrentarse con solvencia a la intermediación con empresas y a las entrevistas de trabajo. Y es que conocer qué buscan las empresas es fundamental para actuar en consecuencia y obtener una posición ventajosa a la hora de optar a un puesto de trabajo; así, los ponentes orientaron sobre qué ofrecerles, adónde dirigirse o con qué. ¡Si te encuentras en búsqueda activa de empleo, toma nota!

10 tendencias de las empresas a la hora de contratar personal

  1. La persona idónea para un puesto de trabajo será la que se adecue con las funciones del puesto, las competencias requeridas y la cultura de la empresa.
  2. Las empresas ya no buscan tanto un currículum concreto sino talento: personas que sumen y que aporten. ¡Figúrate! Ya hay empresas que primero buscan a las personas y después les buscan el puesto que cubrirán. Los puestos del futuro aún no existen; muchos puestos actuales tienden a desaparecer. El talento permanece.
  3. Las empresas piden perfiles técnicos, saber inglés (como mínimo) y capacidad de comunicación, persuasión, inteligencia emocional… Las personas jóvenes llevan ventaja en las dos primeras exigencias, pero muy frecuentemente serán las personas de cierta edad las que tengan más desarrolladas esas capacidades. ¡Aprovecha tus ventajas competitivas!
  4. La experiencia es un grado siempre. También la experiencia ante el fracaso: en este caso, la edad es también una ventaja porque la gente madura sobrelleva el fracaso de otra forma y ayuda a levantar cabeza a la plantilla joven que aún no ha tenido tiempo de experimentarlo. ¡No te avergüences de tus fracasos profesionales de cara a una entrevista!, probablemente ni siquiera lo hayan sido. El antónimo de éxito es aprendizaje.
  5. La edad importa, sí, pero no tanto como la polivalencia. A menor edad, mayor trayectoria de desarrollo profesional en la empresa. No obstante, son muchas las compañías que en una situación equitativa de polivalencia valoran la madurez personal como una competencia extra.
  6. Las empresas aprecian a las personas que demuestran estar en formación continua. Porque el mundo cambia constantemente y los trabajadores y trabajadoras deben adaptarse al cambio y avanzar con él. ¡Vete pensando que vas a tener que estar formándote hasta el día antes de jubilarte!
  7. Las empresas esperan aspirantes que se hayan preparado la entrevista. No olvides también que esta empieza con la primera llamada que hace la empresa a la persona candidata; ¡demuestra actitud y adaptabilidad desde que descuelgues el teléfono! 
  8. En la entrevista, “las empresas reclaman sinceridad, pero no sincericidio advertía José Pérez Plano de Human. Por supuesto, el sentido común funciona; ¡aplícalo!
  9. Las empresas buscan personas con ganas de aprender.
  10. Si no estás en LinkedIn no existes. Esto es ya una realidad absoluta para muchas empresas: optimiza tu perfil.


Estas 10 tendencias nos conducen por un camino muy claro a la hora de optar a un puesto de trabajo: debemos estudiar a las empresas, conocer sus valores, su filosofía, su plan de vida… y no dejar de formarnos, no sólo de forma técnica sino también en lo que respecta a la mejora de competencias. No olvidemos que aquella persona que sea capaz de ofrecer a una empresa adaptabilidad y polivalencia, además de una cualificación continua y actualizada, tendrá más oportunidades de empleo estable y bien pagado. Alejarse de esto supondrá un riesgo laboral. Conócete (tus fortalezas y tus mejorabilidades), busca apoyos en el entorno y tómate la búsqueda de empleo como un trabajo en sí. ¡No esperes a que el trabajo te llegue, ve a por ello!; identifica a todas las empresas de tu entorno, trata de hacer networking con ellas y adapta tu curriculum vitae a lo que busca o puede buscar cada una.


Y recuerda: “La suerte laboral es cuando la formación se encuentra con la oportunidad”. (Yolanda López de Matrici). ¡Ayuda a tu suerte caminando de la mano de estas tendencias!

¿Conoces alguna más? Puedes explicarla como comentario a este post.


Warning: Parameter 2 to qtranxf_excludeUntranslatedPostComments() expected to be a reference, value given in /var/www/dema.eus/www/wp-includes/class-wp-hook.php on line 287