Blog

Así se perfila el presente y futuro de la Orientación Laboral

“De vez en cuando hay que parar para reflexionar sobre el conocimiento que debe circular; parar para pensar hacia dónde vamos, cuál es el camino”. Lo decía la diputada Teresa Laespada el pasado jueves 18 de mayo en la apertura del V Gizartegune, un espacio de escucha y reflexión promovido por el Departamento de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de la Diputación Foral de Bizkaia, que en su quinta edición estuvo gestionado por la Agencia Foral de Empleo y Emprendimiento DEMA y versó sobre el presente y futuro de la Orientación Laboral. La jornada contó con la colaboración de la Universidad de Deusto, que cedió la sala Ellacuría de la Biblioteca CRAI para su celebración.

Tanto Laespada como José María Guibert, rector de la Universidad de Deusto, insistieron en la importancia del papel de las personas profesionales en el sector de la orientación laboral para salir de la crisis con las menores tasas de desigualdad posibles y para ayudar a la ciudadanía a adaptarse al nuevo mercado laboral, que vendrá marcado por avances en ciencia y tecnología. Los estudios apuntan hacia un futuro en que “la mitad de las profesiones actuales desaparecerán y el 90% de las que queden requerirán de nuevas competencias”, explicó Guibert. Ante este panorama la diputada lo tiene claro: “Identificar los perfiles profesionales que van a requerir las empresas es muy complicado, por ello, quienes se dedican a la Orientación Laboral necesitan conocer nuevas estrategias, herramientas…”.

La lluvia no impidió que las ideas fluyeran

El evento dejó patente el enorme interés que albergan los y las profesionales del Territorio por estar al día y encontrar nuevas soluciones para optimizar la labor que desempeñan. La asistencia fue total: más de 180 personas técnicas en la materia, agentes públicos y privados que trabajan o confluyen en el campo de la orientación laboral en Bizkaia, escucharon las opiniones y sugerencias proyectadas por ponentes especialistas, ¡y aportaron en los turnos de preguntas!

El V Gizartegune se desarrolló a través de tres mesas redondas. La primera, institucional y de expertos, acogió a profesionales que trataron de definir hacia dónde camina la Orientación Laboral y estuvo constituida por Rikardo Lamadrid (director de tecnología y aprendizajes avanzados del Departamento de Educación del Gobierno Vasco), Elena Hornillo (coordinadora provincial en Sevilla del Servicio Andaluz de Empleo Andalucía Orienta), Gonzalo Salcedo (secretario general adjunto de CEBEK) y Mariasun Gallo (presidenta de la Asociación de Orientadores Laborales Aosla-Gizalan) y moderada por el director general de empleo de la Diputación Foral de Bizkaia, Alfonso García. Lamadrid, que desgranó el funcionamiento de los Servicios de Información y Orientación Profesional en Centros Integrados de Formación Profesional, remarcó que los centros de FP están para dar un servicio a la sociedad y es por esto mismo que, para dar respuesta a la crisis, la Formación Profesional tuvo que reinventarse. La experiencia le confirma que “las personas que orientan necesitan tener una información muy actualizada”.

La atención individualizada cobró especial importancia con el discurso de Elena Hornillos: “La individualización de la atención y la voluntariedad de la persona son sumamente importantes -dijo- la actitud es fundamental”. Explicó que “las empresas buscan que las personas se diferencien en las competencias del saber, pero también del ser; si los orientadores laborales no tenemos esto interiorizado y trabajado no avanzaremos. Nadie puede transmitir aquello que no ha vivenciado, aquello en lo que no cree. Hay que trabajar a nivel micro antes de pasar al global”.


El secretario general adjunto de CEBEK expuso cuestiones de gran interés para el ámbito de la Orientación Laboral; indicó que el sector deberá estar atento a la especialización, al envejecimiento de la población, al tamaño de las empresas y al emprendizaje. “A raíz de la crisis las empresas nos hemos vuelto mucho más exigentes a la hora de contratar” declaró Salcedo. Anotó que el 56% de las empresas no encuentran lo que necesitan, que requieren perfiles cada vez más especializados, pero que son conscientes de que esa especialización en gran medida deberá facilitarla la propia empresa. “Las empresas tendrán que retener talento -explicó- que será cada vez más global y más móvil”. Salcedo hizo hincapié en que los servicios de Orientación Laboral deben especializarse en los colectivos de las personas demandantes, hacer intermediación laboral (acercarse a las empresas y ver sus necesidades) y potenciar la formación dual.


Para cerrar el tiempo de la primera mesa, en su intervención Mariasun Gallo advirtió que quienes se dedican a la Orientación Laboral deben “incidir en la mejora de competencias, capacidades y recursos de las personas en búsqueda de empleo”. Por otro lado, reclamó el reconocimiento de los conocimientos que tienen los y las orientadores laborales.


La innovación en la Orientación Laboral, imprescindible

La segunda mesa redonda del V Gizartegune estuvo gestionada por la directora gerente de DEMA, Gloria Mugica. Esta concedió una importancia vital a la coordinación de agentes, instrumentos y acciones implicadas en la Orientación Laboral. “Es necesario un marco común en el que se trabajen las políticas de empleo y formación de forma conjunta. Una red global” apuntó. Esta mesa, enfocada a tratar los nuevos modelos y metodologías del sector, la aplicación de las nuevas tecnologías, la colaboración público-privada y el futuro de la profesión, estuvo integrada por Juan Gracia (responsable de Wooorker), Ana María González Pescador (concejala de empleo y desarrollo empresarial del ayuntamiento de Santander), Lola Goitiandia (Red Eures), Natalia Serrano (Fundación Santa María La Real), Nadia Maestro (Aldalan) y Antonio Lozano (Universidad de Granada). 


Hirvieron las ideas y el conocimiento. Goitiandia situó a la audiencia del V Gizartegune en el marco laboral europeo; porque la tendencia del mercado impera y este se antoja sin fronteras. Las costumbres a la hora de aplicar a un puesto de trabajo son muy distintas de un país a otro y es necesario conocerlas. La consultora citó un concepto que nombrarían con posterioridad más ponentes: el de “soft skills”, habilidades adquiridas a lo largo de la vida y que llevan a la diferenciación, a la puesta en valor de los candidatos y candidatas a un puesto de trabajo. “Cómo contamos que tenemos estas habilidades es el reto de la orientación” manifestó Goitiandia.


Que las redes sociales juegan un papel fundamental en la búsqueda de empleo es algo que se viene advirtiendo desde hace tiempo. Nadia Maestro documentó la evidencia; las personas profesionales del sector de la Orientación Laboral deberán tener muy en cuenta los entornos digitales si quieren evolucionar de forma eficaz en su profesión. Si no, quedarán completamente obsoletas. “En 2016 el 80% de las empresas utilizaron las redes sociales para selección de personal” expuso. ¡Advirtió que los ojeadores están en los grupos de LinkedIn y del resto de redes! Maestro también aporto una serie de sugerencias destinadas al uso de las redes sociales en el sector de la Orientación Laboral. Recomendó que los orientadores y orientadoras muevan a usar las redes a quienes se encuentran en búsqueda activa de empleo, ayudándoles a tener presencia y enseñándoles técnicas para su desarrollo: definición de la marca personal coherente (quién soy y a dónde quiero llegar), selección de las redes adecuadas en función del perfil y de la meta de quien busca trabajo, velar por la reputación online del candidato o candidata…


Natalia Serrano explicó al detalle el programa de las Lanzaderas de Empleo y Emprendimiento Solidario de la Fundación Santa María la Real, un programa que se ha implementado desde el Departamento de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de la Diputación Foral de Bizkaia y la Agencia Foral de Empleo y Emprendimiento DEMA con unos índices de inserción laboral superiores al 65%. Remarcó la importancia de la red de colaboración público-privada para dar apoyo al proyecto y definió la lanzadera como “una caja de herramientas para trabajar competencias”.


Conocer de cerca la estructura y el funcionamiento del Servicio de Teleorientación de la Universidad de Granada, con 10 años de bagaje y en constante actualización resultó sugestivo. El responsable de este servició, Antonio Lozano, remarcó lo que ya apuntaba la representante de Andalucía Orienta en la mesa anterior: “La atención individualizada debe constituirse como eje” en cualquier servicio de Orientación Laboral.


González Pescador y Gracia narraron cómo la búsqueda de empleo aplicando técnicas de gamificación y utilizando las herramientas más novedosas y las últimas funcionalidades tecnológicas es posible. ¡Y poniendo el foco en el talento!


Al habla con los orientadores y orientadoras

La última mesa del V Gizartegune dio voz a quienes trabajan día a día orientando, guiando a personas desempleadas, personas con diversidad funcional, colectivos especiales con dificultades de inserción laboral y estudiantes de FP y universitarios. Este espacio estuvo moderado por Jesús Riaño (director de Deusto Alumni) y formaron parte del mismo Amaia Pacín (FTSI), Aitziber Ortiz (Lantegi Batuak), María Larrinaga (Fundación Peñascal), Rafael Balparda (San José de Calasanz) y Aitzol Lamikiz (UPV/EHU).


En esta mesa volvieron a cobrar presencia las “soft skills” de la mano de Aitol Lamikiz; Rafael Pilar advirtió que “las empresas ya no buscan currículums, buscan personas” y que “no hay mejor máster que trabajar en una empresa adquiriendo competencias”. También fueron de nuevo protagonistas las redes sociales: “Como orientadora tengo que hacer ver que las redes sociales son herramientas a la orden del día” explicó Pacín. La representante de FTSI describió también que “con la crisis hay mayor predisposición entre las personas desempleadas a contar con orientadores laborales para buscar empleo”. La crisis, evidentemente, también ha condicionado el ámbito laboral de las personas con minusvalías y con dificultades de inserción laboral; así lo hicieron ver las representantes de Lantegi Batuak y Fundación Peñascal: “Con la crisis comenzamos a notar que trabajadores minusválidos buscaban trabajo protegido” comentó la primera; “En esta crisis se han hecho esfuerzos para formar y recuperar personas para que encontraran empleo” apuntó la segunda.

Hasta aquí lo acontecido en el V Gizartegune, una muestra del conocimiento que circula en torno a la Orientación Laboral, de su presente y de las tendencias de futuro. Espacios como el Gizartegune conducen a la inspiración, mueven ideas, conectan a personas y reflejan ganas, muchas ganas de trabajar para luchar contra el desempleo por parte de entidades públicas y privadas, por parte de profesionales, de todos los agentes implicados. En DEMA no nos perderemos el próximo. ¡Nos vemos!


Warning: Parameter 2 to qtranxf_excludeUntranslatedPostComments() expected to be a reference, value given in /var/www/dema.eus/www/wp-includes/class-wp-hook.php on line 287