Blog

El trabajador “Freelance”

Puede que cientos de veces te hayas planteado trabajar por tu cuenta, pero aún no te hayas animado. Una posibilidad a la hora de montártelo por tu cuenta es trabajar como Freelance, ya que ofrece algunas ventajas, sobre todo por la flexibilidad del modelo.

Es posible que te preguntes ¿ Qué significa Freelance?.

Según Wikipedia, “Se denomina freelance (o trabajador autónomo, por cuenta propia o trabajador independiente) a la persona cuya actividad consiste en realizar…

trabajos propios de su ocupación, oficio o profesión, de forma autónoma, para terceros que requieren sus servicios para tareas determinadas, que generalmente le abonan su retribución no en función del tiempo empleado sino del resultado obtenido, sin que las dos partes contraigan obligación de continuar la relación laboral más allá del encargo realizado.

Ser Freelance es elegir tu propio camino, ser dueño de tu carrera profesional, lo que significa buscar por tu cuenta proyectos y clientes. Eres tu propio jefe, por lo tanto tú decides dónde trabajas (normalmente en el domicilio), te marcas el horario que mejor te convenga y decides tus tarifas. Las personas freelance trabajan como autónomos, sin empleados a su cargo, y normalmente lo hacen sin una oficina fija, muchos desde el domicilio.


Es una forma muy habitual de trabajo para profesionales relacionados con las TICs, periodistas, fotógrafos, etc.


Una de las mayores ventajas que tendrás al trabajar como Freelance es que no vas a tener la presión de ir todos los días a la oficina, ponerte una corbata o unos tacones, aguantar esas largas colas de tráfico… Puedes conciliar mucho mejor tu vida personal con tu vida profesional. Tienes la opción de adaptar tu trabajo a tu vida en lugar de hacerlo al revés.

Pero no podemos decir que todo sea un camino de rosas.


Tu empresa eres tú: tu capital, tu esfuerzo, tu estrategia.


Ten en cuenta que ser independiente implica que vas a tener que aprender a vender, presupuestar y cobrar tus propios trabajos, y que hay tres aspectos que tienes que cumplir: calidad, precio y plazo.


Requiera grandes dosis de responsabilidad, de planificación y de orden. Trabajar como freelance es un gran reto, pero si tu perfil encaja con lo comentado anteriormente, podrás tener la satisfacción de hacer las cosas a tu manera y trabajar en lo que de verdad te apasione.


Si has decidido lanzarte, un último consejo, NO OLVIDES HACER PREVIAMENTE UN PLAN DE NEGOCIO, por mínimo que sea, y que en Dema estamos para ayudarte a sacarlo adelante.

Aquí os dejamos algunos enlaces de interés.