NOTICIAS

Diputación destina 6,6 millones a ayudas al autoempleo

El objetivo es ayudar a la inserción laboral estable y de calidad de aquellas personas con mayores dificultades para lograr un puesto de trabajo por cuenta ajena

Las bases del decreto priman a las personas en riesgo de exclusión, jóvenes y mayores, parados de larga duración y residentes en zonas con mayores tasas de desempleo

Teresa Laespada, en la rueda de prensa
La Diputación Foral de Bizkaia destina 6,6 millones a ayudas para el autoempleo y la creación de empresas por personas en situación de paro y en riesgo de exclusión.

El decreto del Departamento Foral de Empleo, Inclusión Social e Igualdad, aprobado en el Consejo de Gobierno celebrado esta mañana, contempla las bases para estas ayudas, una de las medidas de mayor importancia dentro de las líneas estratégicas establecidas en la lucha contra el paro que sufre nuestro Territorio.

Se trata de un decreto que plasma una apuesta por el empleo estable y de calidad. Y, además, está pensado para quienes peor lo tienen para acceder a un puesto de trabajo por cuenta ajena.

La dotación Presupuestaria asciende a una cuantía exacta de 6.644.042 euros y su concesión se realizará mediante concurrencia competitiva, de forma que se garantiza una selección de los proyectos que mejor se adapten a los principios marcados en la convocatoria.

Estos principos son los que priman en la concesión de las subvenciones a las personas en situación de desempleo, en riesgo de exclusión social, a los jóvenes de hasta 30 años, a los mayores de 45 años, a los residentes en municipios con altos índices de paro, a quienes apuesten por sectores relacionados por la economía sostenible o el empleo verde y a quienes apuesten por empresas con forma jurídica de cooperativas o sociedades laborales.

El decreto se divide en dos secciones bien diferenciadas desde el punto de vista de los destinatarios de la inversión. La primera sección, con un presupuesto de 900.000 euros, se destina a aquellas entidades que vayan a realizar labores de formación y asesoramiento para las personas que inicien posteriormente los proyectos empresariales (centros de empleo y desarrollo local – Behargintzak, así como fundaciones, asociaciones y otras entidades sin ánimo de lucro).

Estas entidades ofrecerán formación grupal, así como servicio de asesoramiento individualizado para la realización del correspondiente plan de negocio. Las personas que se beneficien de las ayudas de este decreto para su proyecto empresarial están obligadas a recibir esta formación y asesoramiento.

La sección segunda del decreto se refiere ya directamente a las partidas para la creación y puesta en marcha de empresas. La cifra exacta destinada a este fin es 5.744.042 euros.

Es un dinero que se invertirá en financiar los gastos del primer año de existencia de empresas, cualquiera que sea su forma jurídica, incluidos empresarios y empresaria individuales, profesionales o comunidades de bienes y sociedades civiles.

La subvención mínima por entidad beneficiaria será de 5.000 euros y la máxima de 15.000 euros. En este caso, la diferencia de la cantidad recibida dependerá del número de personas socias o promotoras que integren el proyecto empresarial.