NOTICIAS

La Diputación presenta las ayudas de su plan de empleo 2015 ante más de 250 empresas de Bizkaia

El Diputado de Presidencia, Unai Rementeria, ha liderado el acto y ha subrayado que la creación de empleo sigue siendo el principal objetivo de la Diputación.

Una empresa que ha contratado diez jóvenes en prácticas, otra que ha hecho contratos indefinidos a menores de 30 años y una tercera que ha integrado en su plantilla a un parado de larga duración, además de una emprendedora que ha puesto en marcha su propia empresa, han compartido su experiencia como beneficiarias de las subvenciones recibidas dentro de este Plan.

250 empresas de Bizkaia han conocido hoy de primera mano las ayudas que contempla el Plan de Empleo foral para 2015, en un acto encabezado por el Diputado de Presidencia, Unai Rementeria, quien ha subrayado que favorecer la creación de empleo sigue siendo el principal objetivo de la Diputación Foral de Bizkaia. «Y más que palabras, son hechos. Desde el inicio de esta legislatura y hasta el año pasado, hemos impulsado la creación de 6.047 empleos y de 3.381 empresas. Para este año 2015 nuestro reto es fomentar 2.225 nuevos puestos de trabajo en Bizkaia. Hablamos de impulsar la contratación directa de 800 jóvenes y mejorar la empleabilidad y el talento de otros 1.300; de favorecer la inserción laboral de 225 personas paradas de larga duración; y el acceso de 1.200 personas a un puesto de trabajo a través del autoempleo. Contamos como aliados con un presupuesto de 19.270.000 euros, un 10% más que en 2014, y con un tejido empresarial comprometido y con muchas ganas de crecer», ha resumido..

En esta presentación han tomado parte también el Diputado de Promoción Económica, Imanol Pradales, y tres empresas (DIBAL, PKF Attest y ing-tubo S.L., Ingeniería y técnicas para estructuras tubulares S.L.) y una emprendedora (fundadora de KOI?BUSINESS) que se han beneficiado ya de las subvenciones que la Diputación Foral de Bizkaia ha establecido dentro del Plan de Empleo 20012-2015.

Representantes de estas empresas -una que ha contratado a diez jóvenes en prácticas, otra que ha hecho contratos indefinidos a menores de 30 años y una tercera que ha integrado en su plantilla a un parado de larga duración- y la emprendedora -que trabajó en el extranjero hasta que decidió volver para poner en marcha su propio negocio- han compartido ante el resto de representantes del tejido empresarial vizcaíno su experiencia y las oportunidades que les ha abierto el haber accedido a las ayudas forales para promocionar el empleo.

La Diputación Foral de Bizkaia ha elegido para esta presentación a estas empresas y a la emprendedora porque constituyen el ejemplo vivo de las áreas en las que va a poner el acento este año dentro de su estrategia de promoción del empleo.

El Plan de Empleo espera ayudar a crear 2.225 puestos de trabajo

De hecho, el Plan de Empleo para 2015, prioriza el fomento de la contratación de calidad de jóvenes, la contratación de parados de larga duración y el impulso del autoempleo.

Este plan está dotado con un presupuesto de 19.270.000 euros, que se repartirán entre la promoción del empleo (13,7 millones de euros) y la promoción del talento (5,5 millones de euros). Los objetivos del Plan para 2015 establecen en 2.225 los puestos de trabajo creados y en 1.300 las personas que participarán en los programas de mejora de empleabilidad y fomento del talento.

La promoción del empleo incluye las ayudas directas que la Diputación Foral de Bizkaia establece para la contratación juvenil y la contratación indefinida de personas jóvenes. Ambas partidas han crecido este año con respecto al ejercicio anterior: globalmente suman 3,2 millones de euros, lo que supone un 21% de incremento con respecto a la partida de 2014. Así, este año se destinarán 1.700.000 euros a impulsar los contratos en prácticas para dar a los jóvenes una primera oportunidad laboral y 1,5 millones de euros a promover la contratación indefinida de jóvenes de hasta 30 años.

También se incrementa un 11,1% la cuantía destinada al Programa Lan Berri, que se dirige específicamente al colectivo de los parados de larga duración y discrimina positivamente, entre ellos, a los mayores de 45 años.

Y el tercero de los ejes prioritarios de este plan, el del impulso del autoempleo, absorberá 6.000.000 de euros.