NOTICIAS

La inversión de Diputación en autoempleo y emprendimiento apoya la creación de más de mil empresas cada año

Teresa Laespada y Marivi Riol

Teresa Laespada y Marivi Riol

El Departamento Foral de Empleo, Inclusión Social e Igualdad apoyó el año pasado la creación de 1.171 empresas y 1.259 empleos el año pasado. La supervivencia de estas nuevas empresas alcanza el 78% pasados los tres años.

La inversión del Departamento Foral de Empleo, Inclusión Social e Igualdad en autoempleo y emprendimiento supone apoyar la creación de más de mil empresas cada año.
En concreto, según ha explicado hoy en comparecencia en Comisión de Juntas Generales la Diputada Foral responsable de este Departamento, Teresa Laespada, el año pasado se apoyó económicamente la creación de 1.171 empresas que suponían a su vez 1.259 empleos directos.
Dentro del Decreto de Iniciativas Emprendedoras (en su Línea 2, de Ayudas a la puesta en marcha y creación de empresas), se entregan ayudas directas de entre 5.000 y 15.000 euros para la puesta en marcha de empresas. Este año 2022 la partida presupuestaria es de 5.590.000 euros, algo más de 200.000 euros por encima de la cantidad presupuestada inicialmente para este fin el año pasado.
Otra de las novedades, ya desde el año pasado, es que se ha ampliado el colectivo destinatario al objeto de facilitar a personas en situación de precariedad un empleo de calidad a través de la generación de nuevo negocio.
Desde 2015 el Departamento Foral de Empleo, Inclusión Social e Igualdad ha apoyado la creación de 7.036 proyectos de autoempleo y emprendimiento, lo que ha supuesto la creación de 7.858 empleos directos. Respecto a estos empleos, mayoritariamente han estado protagonizados por mujeres (52%); en cuanto al reparto por edades, el 24% han sido jóvenes menores de 30 años y el 28% personas mayores de 45.

 

PERVIVENCIA

Durante todo este periplo desde 2015 se han movilizado en este contexto 36,4 millones de euros. En cuanto a la supervivencia de los negocios, según datos del año pasado, seguían activos el 84% de los creados dos años atrás, mientras que el índice de los creados tres años antes se situaba en el 78%, lo que demuestra que son «apuestas empresariales sólidas y resilientes».
La Diputada Laespada ha remarcado que desde el mencionado Departamento se está «apoyando un emprendimiento con garantías» a través de «formación, asesoramiento y apoyo» con una concesión de ayudas a través de concurrencia competitiva y en colaboración y coordinación con el ecosistema del emprendimiento vizcaíno.
De igual modo ha advertido de que «no podemos permitir que ninguna iniciativa emprendedoras que sea viable caiga en saco roto». «No podemos despilfarrar el capital social, económico, de conocimiento de negocios rentables que bajan la persiana por falta de relevo», ha agregado.
A su juicio, iniciativas como estas en favor del emprendimiento y el autoempleo se suman al conjunto de programas de empleo por cuenta ajena que se impulsan desde el Departamento Foral que dirige, con claves como el apoyo directo a proyectos viables, el fomento de la cultura emprendedora  o la promoción del emprendimiento como herramienta de inserción en colectivos vulnerables.
De igual modo, ha agregado que las políticas e inversiones se están dirigiendo a ampliar la base del emprendimiento hacia nuevos colectivos (personas desempleadas, personas en mejora de empleo, reemprendedores), cuidando la supervivencia de los proyectos con iniciativas como la Consolidación Empresarial y añadiendo ámbitos como el reemprendimiento (transmisión empresarial) con programas como el recientemente presentado NegoziOn, El conjunto del Decreto de Iniciativas Emprendedoras se ha dotado con una cuantía de 7,14 millones de euros.
Toda esta actividad del Departamento Foral se apoya y complementa con la de su Agencia Foral de Empleo y Emprendimiento – DEMA, instrumento clave para el diseño y ejecución de las políticas activas de empleo de la Diputación Foral de Bizkaia.
Laespada ha asegurado que DEMA es «una organización consolidada y reconocida que cuenta con un equipo humano profesional» con «gran potencial para contribuir a defender, impulsar y mejorar la ocupabilidad».